Luis Ángel Iglesias: “Disfruto de cada segundo de seminario”.

Si estás leyendo esta entrevista, probablemente seas uno de los más de 1500 Fisioterapeutas que han tenido el privilegio de formarse con un docente de los que dejan huella. O quizás, hayas oído hablar de sus intensos e interesantes seminarios, o puede, que simplemente le admires porque has sido una de las miles de personas que han pasado por su consulta.

Luis Ángel Iglesias, necesita poca presentación, es Fisioterapeuta clínico, experto en Terapia Manual y Profesor de postgrado en Terapia Manual en la Universidad de Valladolid y en la Escuela de Fisioterapia de la ONCE.

LAI

Luis Ángel, ¿Cómo fueron tus comienzos en el mundo de la docencia?

 Todavía me acuerdo  de aquel septiembre del 98, cuando mi Maestro y amigo Javier Pérez Ares me propuso ir con él de Profesor Ayudante al Seminario de “Introducción a la Terapia Manual”. Me pidió que impartiese una clase de una hora de Neurofisiología, estaba tan nervioso y hablé tan rápido, que termine la exposición en quince minutos. Cuando finalizó el Seminario me preguntó  si me gustaba la docencia y si quería volver a más Seminarios, a lo que le contesté que por supuesto, que la docencia me apasionaba, y tanto me apasionó que han pasado veinte años y sigo con la misma ilusión que el primer día.

Has formado a más de 1500 fisioterapeutas en los últimos 20 años, en el máster FMO de la UVa llevas 17 años, has impartido más de 300 seminarios, ¿Cómo haces para que esta actividad no se haya convertido en una rutina, y sigas impartiendo formación con tanta pasión?

Lo que más me gusta de la docencia es poder contribuir en la mejora de la Fisioterapia y de los Fisioterapeutas. Es muy gratificante observar la evolución que experimentan los alumnos a lo largo del Posgrado. Me encanta dar clase, disfruto de cada segundo del Seminario. Dando el máximo de mí en  cada uno de ellos. No se puede hablar de rutina porque afronto cada Curso como si fuera la primera vez que lo imparto. Intento transmitir toda la información que llevo dentro, y como todos sabemos la información cambia y los seminarios también.

¿Concibes la docencia en el campo de la Terapia Manual sin realizar simultáneamente actividad clínica?

 Yo creo que para ser un buen docente hay que tener una buena base teórica, pero sobre todo una gran experiencia clínica. Explicar con sencillez.  Mi objetivo en cada Seminario es dar una buena base teórica, pero sobre todo desarrollar la sensibilidad palpatoria de los alumnos y la adecuada toma de decisiones mediante un buen razonamiento clínico,  para  que puedan realizar correctamente el diagnóstico de los pacientes. Es fundamental después de cada Seminario ver cómo los alumnos pueden poner en práctica todo lo aprendido. Suelo ser muy repetitivo, hasta que estoy seguro que ha quedado todo comprendido y asimilado por los alumnos.

Todos sabemos que en los últimos años se están produciendo avances muy importantes en el campo de la Terapia Manual y de la neurofisiología. Como clínico y docente, ¿cuál es tu estrategia para incorporar todos estos nuevos conocimientos a la práctica clínica y a los cursos que impartes?

En estos veinte años la Terapia Manual y la Fisioterapia han evolucionado considerablemente. Al principio realizábamos una Terapia Manual muy estructural y con el paso del tiempo hacemos mayor énfasis en los hallazgos clínicos que detectamos en los pacientes. En la última década con el gran desarrollo que se ha producido en el estudio de las Neurociencias, hemos descubierto  los cambios que se producen a nivel estructural y funcional en todo el Sistema Nervioso, por ello la Terapia Manual actual debe ir encaminada al tratamiento integral de todo el sistema combinando terapias periféricas y abordaje central. La Terapia manual ha pasado de un modelo totalmente biomédico a un modelo en el que los aspectos psico-sociales pueden ser igual de relevantes, o incluso más, que lo meramente estructural. Es esencial incorporar estos nuevos paradigmas a la práctica clínica. En el máster tenemos un equipo docente e investigador que comparte información permanentemente e intenta integrarla en el plan de estudios para ofrecer unos contenidos actualizados. Por eso cada nueva edición de nuestro posgrado es diferente.

 ¿Qué conocimientos, aptitudes, habilidades consideras que son el esenciales para ser un buen profesional?

Para ser un buen Fisioterapeuta se debe adquirir una buena base teórica de neurofisiología, anatomía y biomecánica. Son fundamentales muchas horas de rodaje y la puesta en práctica de  todo lo aprendido en las diferentes formaciones con pacientes reales.

Se debe trabajar con humildad y basar el tratamiento en aquellas terapias en las que más confiamos y mejor ejecutamos, pero que estén respaldadas por la evidencia científica. Es esencial tener inquietud por mejorar nuestros tratamientos, e ir incorporando todo aquellos que pueda ser beneficioso para el paciente, a la vez que desechamos lo que veamos que no es útil.

¿Qué consejos darías a los Fisioterapeutas recién egresados que están buscando formación para abrirse camino en el mundo laboral?

La verdad es que hay una burbuja formativa enorme. Es esencial buscar un campo en el que especializarse, adquirir conocimientos que te permitan trabajar con seguridad. Lo mejor es intentar rodearse de los mejores. Si alguien quiere orientar su carrera hacia la actividad clínica, tiene que buscar una formación impartida por clínicos que tengan años de experiencia en esta actividad, una formación que tenga un buen ratio profesor alumno, ya que es imprescindible una correcta supervisión de todas las técnicas de valoración y diagnóstico, que tenga un programa actualizado  y si es posible que se imparta en una Universidad. Si alguien quiere dedicarse a la investigación, lo mejor es que busque a los mejores investigadores y realice un Máster en Investigación.

¿Cuáles son tus proyectos de futuro?

En mi futuro deseo continuar impartiendo Cursos de Terapia Manual en los Postgrados  de la Escuela de Fisioterapia de la ONCE y de la Universidad de Valladolid mientras siga con la misma ilusión que hasta ahora.

 

Anuncios